Streaming: reseña de “First Team: Juventus” (Netflix)

Streaming: reseña de “First Team: Juventus” (Netflix)

La primera temporada (lanzada en dos bloques de tres episodios con unos meses de diferencia) se centra en la campaña 2017/2018 del equipo de Turín. Si bien ha quedado súbitamente antigua tras la contratación de Cristiano Ronaldo, ofrece una mirada muy cuidada pero apasionante de lo que fue una temporada intensa y complicada para la “‘Vecchia Signora'” del fútbol italiano.

El reality deportivo se ha convertido en una verdadera industria dentro del entretenimiento. Documentales, series y programas especiales han reemplazado a la película de ficción o al mero registro televisivo del día a día del deporte. Esto tiene algunos puntos a favor y otros en contra. A favor es que este tipo de series o películas permiten a los fanáticos conocer más a fondo la vida de un deportista o, como en este caso, de una institución. El potencial problema es que la producción que demanda usualmente hace que las temporadas lleguen muy tarde a ciertos acontecimientos del día a día.

Por ejemplo, la segunda temporada de First Team: Juventus llegó a las pantallas de Netflix poco más de cuatro meses después de la primera, pero más o menos en las mismas fechas en las que se anunció la contratación de Cristiano Ronaldo a las filas del club y, en paralelo, la realización de otro “reality” de diez episodios centrado en su experiencia allí. Eso, claro, de un día para otro transformó a este documental en un material histórico. Y a las dos temporadas que cubren la campaña anual 2017/2018 de la Juve, el habitual candidato de las casas de apuestas deportivas online a ganar la Liga Italiana, hoy hay que verlas casi como la última expresión de lo que era antes de CR7. Y no es un detalle. Ya verán que es importante.

Las dos temporadas de la serie, de tres episodios cada una (en realidad es una temporada en dos partes) se centran en una campaña entera del equipo italiano (en este sentido, el fútbol facilita la idea de “temporada” como esquema de división anual). Para los que no están al tanto de las novedades o resultados futbolísticos de cada año, no spoilearemos los resultados que el equipo turinés consiguió en las ligas locales y europeas, pero es cierto que se trató de una temporada intensa, con vaivenes y con tres hechos clave. Por un lado, la anunciada despedida del histórico portero Gianluigi Buffon del equipo. Por otro, la durísima lucha por el título local con el Nápoli tras varias temporadas de ganarlo con relativa comodidad. Y, por último, la controvertida situación que se dio en un partido clave de la Champions League que seguramente muchos recordarán. A eso hay que sumarle la inesperada y súbita muerte de Davide Astori, jugador en actividad de la Fiorentina, muy querido y respetado por todos.

Pero como los documentales sobre temporadas de equipos de fútbol deben ir más allá del suspenso por los resultados (cualquier fanático de esos equipos o mero seguidor de las ligas importantes los conoce), el plus de estas series es conocer la vida íntima, ser parte de los entrenamientos, las discusiones, las peleas, los secretos de los grandes equipos. En ese sentido, más allá de la brillante cobertura que los directores hacen de los partidos, la parte “personal” de la serie se siente un poco más calculada, preparada, con un control muy férreo de qué mostrar y qué no, cuáles puertas abrir y cuáles dejar cerradas, entrevstas muy formalmente producidas. Y, en ese sentido, la serie no llega a ser demasiado reveladora y se la siente muy calculada, especialmente en comparación a la más reciente Manchester City: All or Nothing, que claramente consigue mucho mayor intimidad y momentos verdaderamente personales.

Pese a esa limitación, la serie es apasionante más para los fans del fútbol que para los de las series. Los vaivenes de la temporada, con sus triunfos y derrotas, las lesiones de algunas de sus figuras, algunas situaciones específicas que se viven (rivalidades con otros equipos, la visita al Papa, la despedida de Buffon, un clave viaje a Inglaterra, etc) y algunas intimidades y confesiones de figuras del equipo como Gonzalo Higuaín (que ya no está en el equipo), Juan Guillermo Cuadrado y el futbolista franco-marroquí Mehdi Benatia que, por circunstancias de la temporada, tendrá un rol importante.

En lo que parece ser un segmento del mercado que crecerá cada vez más, tanto Netflix como Amazon Prime (que emiten la serie del Manchester City coproducida por MEDIAPRO) sumarán aún más y más proyectos a esta innovadora manera de combinar streaming con deportes, sistema que no tardará seguramente en llegar a las transmisiones de partidos en vivo en algunas de esas plataformas, como ya está sucediendo con la Champions League en Facebook. En principio, “realities” como JUVENTUS: FIRST TEAM son un primer paso para avanzar en esa dirección: que el deporte y las series se unifican creando un tipo de entretenimiento hogareño combinado que podría hacer que ya ni fanáticos de las series ni del fútbol tengan que levantarse jamás de sus sofás. Lo cual no es necesariamente una buena noticia.