Más allá de algunas discutibles elecciones formales, este documental sobre los cruentos bombardeos en Aleppo desde el punto de vista de una familia que se quedó allí para colaborar con los heridos es un retrato angustiante de uno de los más grandes crímenes de esta época. Se exhibe el 9, 10 y 11 de septiembre en el marco del FIDBA.