Festivales: crítica de «Crímenes ocultos», de Kim Tae-kyun (Han Cine)

Festivales: crítica de «Crímenes ocultos», de Kim Tae-kyun (Han Cine)

Este thriller coreano, un éxito comercial y crítico de 2018, se centra en la relación entre un detective y un criminal que, desde la cárcel, le da información sobre otros asesinatos que dice haber cometido también. En el marco del Festival de Cine Coreano en el sitio de Cine.Ar, gratis.

Inspirándose en un hecho que fue reportado en una serie de televisión sobre casos reales, el realizador coreano armó esta suerte de thriller de investigación cruzado con rompecabezas de datos en el que un detective de la policía trata de encontrar respuestas para crímenes que nunca se han resuelto. Es un juego ingenioso y bastante inquietante entre el policía y el principal sospechoso ya que, quizás, por detrás de los crímenes supuestamente cometidos por él hay algunos otros secretos ocultos.

Kim es un policía viudo del departamento de narcóticos que está tratando de sacarle datos a Kang, un joven que funciona como informante suyo. En medio de la conversación que mantienen en un restaurante, Kang es arrestado por otros oficiales que aparecen sorpresivamente y se lo llevan detenido. Y el hombre en cuestión es condenado por homicidio: le dan veinte años por matar a su novia, un crimen que él confiesa haber cometido.

Pero allí empieza otro plan: Kang, desde la prisión, lo convoca a Kim y le dice que le han plantado falsas evidencias y le ofrece un curioso arreglo. Le explica dónde encontrar las verdaderas (la ropa de la novia a la que mató) y le dice que si las presenta a las autoridades y le da algo de dinero a cambio él le confesará otros siete crímenes que ha cometido. Kim las encuentra, las entrega y, quizás sin quererlo, termina generando que le reduzcan la sentencia a 15 años. ¿Para qué entonces confesar todos esos otros crímenes? ¿A qué juego Kang está jugando con él?


CRIMENES OCULTOS ocupará buena parte de su narración en seguir a Kim mientras investiga las pistas ofrecidas por Kang de los otros asesinatos. El primero es falso: el hombre que dijo haber matado sigue vivo. El segundo es más complicado: Kang da datos específicos de donde encontrar el cadáver de una mujer (en medio de un cementerio) y Kim finalmente encuentra restos allí. Pero las evidencias no son concluyentes, hay muchos errores y Kang es exonerado de este otro crimen. A Kim le advierten que está metiéndose en un problema y que lo que está haciendo es permitir que Kang se victimice, se sienta perseguido y logre cancelar la sentencia que ya recibió. Kim sabe de los riesgos pero está seguro que algo va a encontrar y sigue insistiendo.

La película maneja algunos flashbacks para relatar los crímenes en sí, combinando esas escenas con las tensas reuniones en la cárcel que tienen ambos y los recorridos que el detective hace a partir de las pistas usualmente muy detalladas y certeras que Kang le escribe. Y la historia se va enredando y complicando pero sin perder nunca de vista lo central, que es esa especie de juego de gato y ratón que tienen entre ambos, una batalla cerebral por ver quién quién engaña a quién.

Es cierto que la resolución –la última media hora, digamos– no está a la altura del resto de la película ya que el director/guionista empieza allí a enredar de una manera mucho menos creíble y realista los sucesos que hemos venido observando (¿qué sería del cine policial sin esos descubrimientos casuales a último momento?), convirtiendo todo el asunto en un rompecabezas detectivesco más propio de uno de esos thrillers de rebuscadas tramas y pistas que se atan con alambres.

Pero más allá de un exceso de enredos en esa última parte, la película logra estructurar bastante bien sus condimentos más clásicamente policiales con el costado más humano de la historia, de una manera similar a la de películas como PECADOS CAPITALES o la también coreana MEMORIES OF MURDER. Sin llegar a la altura de esos clásicos, CRIMENES OCULTOS funciona muy bien cuando recuerda que el eje principal del film es el combate psicológico entre estas dos personas que son más parecidas de lo que ellos mismos suponen.


En los próximos días se irán subiendo más críticas de películas recomendables de Han Cine. Los films del Festival de Cine Coreano están disponibles de forma gratuita en el sitio Cine.Ar hasta el 22 de noviembre. Por aquí.