Estrenos: crítica de «No va más «, de Rafael Filippelli

Estrenos: crítica de «No va más «, de Rafael Filippelli

por - cine, Críticas, Estrenos
16 Feb, 2022 03:20 | Sin comentarios

Esta película es un autorretrato íntimo del realizador en un registro que bascula entre el documental y la ficción y en el que el protagonista lidia con dificultades ligadas a la pérdida de su memoria. En la Sala Lugones del Teatro San Martín.


Triste, solitario y final» podría ser un título alternativo a esta película del veterano realizador argentino, una suerte de testamento cinematográfico que se maneja siempre en un borde entre el registro más directo y emotivo, y uno un tanto más distanciado, cotidiano y hasta gracioso. Es una película pequeña, íntima, con momentos que parecen confesionales y que se manejan entre el documental y lo que podríamos denominar auto-ficción.

El film jamás abandona el departamento porteño del realizador y a lo largo de sus 60 minutos lo que Filippelli hace es ir hablando con un interlocutor imaginario (no le habla ni a la cámara ni a una persona detrás de ella, sino que lo hace a modo de monólogo, al espacio), contándole asuntos de su vida desde la perspectiva de alguien que parece estar empezando a sufrir problemas de memoria. De hecho, el arranque de NO VA MAS parte de ahí, con Rafael diciendo que, cada vez que se levanta, tiene problemas para recordar qué es lo que iba a hacer. Además de eso, lidia con problemas cotidianos, ligados muchas veces a indeseados llamados telefónicos.

La película –en la que trabajaron alumnos, discípulos y colaboradores suyos de la Universidad del Cine como Mariano Llinás, David Oubiña, Hernán Hevia, Juan Villegas, Rodrigo Moreno, Federico Esquerro, Marina Califano además de, por supuesto, su esposa Beatriz Sarlo– tendrá momentos duros y confesionales en los que el protagonista hablará de su pasado, de su familia y de lo difícil qué es para él recordar ciertas cosas o saber si fueron o no ciertas. Y otra buena parte del tiempo lo pasará mostrando cosas que sí recuerda bien cómo hacer: nudos clásicos de corbata, un buen cocktail «old fashioned» o mostrar cómo se pasa una pelota de rugby. No hablará de cine, curiosamente, pero sí de música (tango, jazz), mencionará su gusto por releer los mismos libros de siempre antes que arrancar con nuevos y hasta lo veremos leyendo diarios en papel.


La cámara de Agustín Mendilaharzu lo seguirá con lentos y elegantes movimientos o se mantendrá fija mientras el hombre hace algo o habla. El departamento algo oscuro le dará a NO VA MAS un tono aún más funéreo y, por momentos, la voz y la expresión de Rafael se resquebrajarán dejando entrever la emoción que le despiertan ciertos recuerdos o la angustia que conllevan algunos vacíos mentales. Si bien muchas cosas que vemos forman parte del juego de la ficción –o eso parece–, es innegable que algunas trascienden ese lugar para volverse verdaderas, lo sean o no. El poder del cine consiste exactamente en eso, en demostrar que la verdad y la realidad no tienen porqué ser la misma cosa.


En la Sala Leopoldo Lugones del Teatro San Martín (Corrientes 1530) en 7 funciones: Jueves 17, viernes 18, sábado 19 y domingo 20, a las 21; martes 22, miércoles 23 y jueves 24, a las 18.