Estrenos online: crítica de «El misterio de Marilyn Monroe: las cintas inéditas», de Emma Cooper (Netflix)

Estrenos online: crítica de «El misterio de Marilyn Monroe: las cintas inéditas», de Emma Cooper (Netflix)

por - cine, Críticas, Estrenos, Online, Streaming
27 Abr, 2022 02:37 | comentarios

Este documental de Netflix sobre Marilyn Monroe recorre su vida pero se detiene más específicamente en el misterio de su muerte, que tuvo lugar hace 60 años, el 4 de agosto de 1962.


Pasan las décadas y la fascinación por Marilyn Monroe no decae. Y este año, al cumplirse el 60 aniversario de su muerte –que tuvo lugar el 4 de agosto de 1962–, Netflix tiene no solo uno sino dos productos que buscan ocupar el espacio del homenaje. De los dos, EL MISTERIO DE MARILYN MONROE es el más tradicional, ya que el más esperado es BLONDE, la adaptación de la novela de Joyce Carol Oates que dirigió Andrew Dominik y que tuvo problemas con el estudio por tener escenas no aptas para menores de 17 años, calificación que usualmente Netflix no acepta ni programa.

Este film no tiene ese problema. Y si bien se habla con bastante franqueza de lo que era una suerte de «mercado sexual» en el Hollywood clásico, los testimonios no sorprenden ya que se sabe que buena parte de los altos (y no tan altos) ejecutivos de la industria utilizaban sexualmente a las jóvenes y recién llegadas chicas con deseos de triunfar. Y Marilyn fue una de ellas, quizás la más conocida de todas.

Pero el documental habla de eso solo para contextualizar y narrar la historia de Monroe, fundamentalmente desde su costado humano ya que es bastante poco lo que se habla de su carrera cinematográfica. Es que el film dirigido por Cooper se apoya –se justifica, fundamentalmente– en poder escuchar por primera vez una enorme cantidad de grabaciones en casete que el periodista y escritor Anthony Summers realizó en los años ’80 a muchos de los conocidos e implicados en la vida de la estrella para hacer un libro sobre ella que se publicó bajo el título de «Goddess«. Y el eje principal de lo que se recupera de esa investigación pasa por saber de su vida privada y, más específicamente, de su muerte a los 36 años en circunstancias siempre consideradas poco claras.


Si uno tiene una información más o menos básica de la vida de Norma Jeane Mortenson previa a su fama como estrella y sus comienzos en Hollywood, no será mucho lo que podrá aportarle la primera parte de este documental. Las voces grabadas (que fueron «dobladas» por intérpretes para el documental, en curiosas escenas de falso archivo, con actores encarnando a John Huston, Jane Russell y así pero con sus voces reales) van pintando la vida de esta chica que, como tantas, llegó a Hollywood con intenciones de triunfar y, en medio de esta jungla de cazadores que no llegarían nunca a escuchar hablar del #MeToo, logró sobrevivir y hacerse un lugar gracias a su belleza, inteligencia y talento.

Lo más interesante de este bastante convencional documental es lo que tiene que ver con su fragilidad personal y con los problemas personales que la fueron llevando al suicidio. Ahí, los testimonios irán por todos lados, pero principalmente el acento se pondrá en el mundo de los Kennedy (Marilyn habría tenido relaciones con los dos hermanos, John y Robert), en los secretos de esas relaciones, en las investigaciones ligadas a su supuesto acercamiento al comunismo, en sus complicados matrimonios con el beisbolista Joe DiMaggio y el autor teatral Arthur Miller, y en sus depresiones e ingesta de medicamentos.

No hay grandes revelaciones aquí y todas las teorías que se comentan son conocidas. De todos modos –especialmente para los neófitos en el tema– la vida de Marilyn tiene un costado fascinante que parece no acabar nunca y que, en estos años de revelaciones sobre las vidas secretas de los poderosos de Hollywood, vuelve a cobrar relevancia. Más allá de que sea imposible determinar que su muerte no haya sido otra cosa que un suicidio, de algún modo el entorno que la llevó a eso hoy debe ser visto de una forma más severa que entonces. No era «una mujer frágil», Monroe, o al menos no sirve eso para justificar su suicidio. Era una mujer abusada y presionada, que es algo muy distinto. Y no se puede evitar ese tema al hablar de ese hecho.