Estrenos online: crítica de «La niña de la foto», de Skye Borgman (Netflix)

Estrenos online: crítica de «La niña de la foto», de Skye Borgman (Netflix)

Este documental del género «true crime» comienza con una mujer hospitalizada a partir de un supuesto accidente y deriva en una temible y pesadillesca historia de violencia de género que se extiende por décadas. En Netflix.


Las más oscuras, desagradables y perversas pesadillas de la vida en los Estados Unidos aparecen, una tras otra, en este angustiante documental que comienza como un caso policial convencional para convertirse en una saga violenta que se extiende a lo largo de varias décadas mientras se va descubriendo, poco a poco, una historia terrible que incluye crímenes, violaciones, secuestros, pedofilia y cualquier otra aberración que se les pueda imaginar. Pese a lo dicho, LA NIÑA DE LA FOTO no es una documental de «explotación» ni necesariamente morboso, ya que se tratamiento es cauto y hasta pudoroso. Al contrario, es un film triste y doloroso, que pone el acento en las víctimas de un temible depredador.

La directora de ABDUCTED IN PLAIN SIGHT –otro film documental del género «true crime» sobre secuestros y abusos– parte de un caso policial casi cotidiano. Al costado de una ruta cercana a Oklahoma City aparece una mujer llamada Tonya tirada, al borde de la muerte, aparente víctima de algún tipo de incidente violento en el camino. Pero en el hospital al que la llevan descubren que muchas de sus heridas no son del momento sino anteriores. Es, claramente, una mujer golpeada, abusada. Pronto llega allí su marido, un tal Clarence, que es mucho mayor que ella y con quien tiene un hijo pequeño. La mujer muere en el hospital, el chico es dado en adopción y, cuando llaman a la familia de Tonya, la madre le dice que su hija murió siendo bebé. ¿Qué se esconde acá?

Es el comienzo de una saga de descubrimientos macabros que no conviene revelar si se quiere ver la película sorprendiéndose por los giros del caso. Solo para arrancar tirando del hilo digamos que Clarence y Tonya no eran sus verdaderos nombres, que acaso tampoco eran marido y mujer, y que pronto habrá otros cadáveres que reconocer y secuestros que resolver. Es un caso que arrancó a investigarse con la muerte de «Tonya» en 1990 pero que empezó muchas décadas antes y continúa hasta la actualidad, ya que no todos los misterios del asunto fueron resueltos.


El film trata de reconstruir la historia de esa chica y su relación con el tal «Clarence»: sus años previos a su muerte, su infancia y su adolescencia (tenía 20 años cuando murió) llena de ilusiones a futuro que pronto se irían a quebrar si no es que ya estaban quebrados de antes. Y eso lo hace mediante el recurso tradicional de las entrevistas y algunas reconstrucciones con actores. Por el tipo de caso oscuro y oculto que trata no hay demasiado material original, más allá de algunos videos y fotos de la época, a lo que se suman imágenes de programas de televisión que empezaron a investigar el caso a mediados de los ’90, cuando otros hechos violentos se sumaron a la dolorosa trama.

THE GIRL IN THE PICTURE se ocupa también de «Clarence», un hombre con un historial temible y una personalidad aún más siniestra, al que iremos descubriendo a lo largo del film. Cada revelación de la trama altera lo que hemos visto previamente (creíamos una cosa y luego nos damos cuenta que no era así, truco «ficcional» de muchos documentales actuales, que funcionan como si las cosas se las descubriera en tiempo real) y, de a poco, uno empieza a armar un rompecabezas de historias violentas que se extiende, de algún modo, desde siempre.

En el fondo, más allá del caso de «Tonya» y de las otras víctimas fatales de este criminal, lo que el documental deja en un momento planteado es que esa violencia de género viene desde muy lejos, de generaciones y generaciones. Pero Borgman con esto no intenta justificar al monstruo que la protagoniza, sino explicar que su manera de actuar, de algún modo, está instalada culturalmente y no solo en ese país. LA NIÑA DE LA FOTO es un documental de investigación pero también un reflejo de una sociedad que puede ser violenta y despiadada con las mujeres y con los niños, mientras muchos prefieren mirar para otro lado.