Festival de Mar del Plata 2022: crítica de «Te prometo una larga amistad», de Jimena Repetto

Festival de Mar del Plata 2022: crítica de «Te prometo una larga amistad», de Jimena Repetto

por - cine, Críticas, Festivales
07 Nov, 2022 06:19 | Sin comentarios

Este original documental narra, combinando estilos y formatos, la relación entre Victoria Ocampo y el artista y cineasta rumano Benjamin Fondane, quien filmó una película en Argentina. En la Competencia Nacional.

A mitad de camino entre el documental de investigación, el falso detrás de escena del rodaje de una película sobre Victoria Ocampo, una comedia y hasta una película experimental, TE PROMETO UNA LARGA AMISTAD es el original resultado de una suerte de investigación y retrato de la figura de Victoria Ocampo en relación a Benjamin Fondane, poeta, dramaturgo y particular cineasta rumano que vivió en la Argentina por un tiempo en los años ’30 y que, gracias a su amistad con ella, filmó aquí una película que permanece inédita hasta hoy.

En un tono liviano, cómico y ensayístico, la directora se interpreta a sí misma y los actores Laura Nevole y Alejandro Hener encarnan a Ocampo y a Fondane en los ensayos para la película que, supuestamente, Repetto hará sobre ellos dos y su relación. Por un lado, TE PROMETO… tratará de ir escenificando la vida y los conflictos originales de los protagonistas y a la vez los trasladará a los propios actores, quienes tratan de entender (aprendiendo, incluso, hasta idiomas) cómo encarnar a esos personajes en función de sus propias experiencias de vida.

Es así como por un lado Repetto invitará a reflexionar sobre la propia relación entre la vida real y la ficción cinematográfica mientras que, por otro, se irá armando un documental un tanto más tradicional en el que historiadores, investigadores de cine, especialistas en la obra de Victoria Ocampo y personas que los conocieron (o se relacionaron con su historia) hablan de sus vidas, de su relación, de la situación de la cultura argentina en los años ’30, especialmente en lo ligado al cine, ya que una de las piezas fundamentales y enigmáticas de esa relación fue la producción de la película TARARIRA.


Los testimonios abren las puertas a un mundo apasionante (ahí aportan desde David Oubiña, Gonzalo Aguilar y Jorge Fondebrider hasta Victor Bo) que se complementa con los experimentos y la autorreflexión que la directora hace con sus dos protagonistas, juegos creativos en su mayoría ingeniosos y bastante bien utilizados. La vida de Ocampo y Fondane, juntos y por separado (la de Ocampo, por supuesto, tiene muchas otras etapas que aquí apenas se tocan), está tan llena de detalles increíbles y fascinantes que bien podría haberse hecho un film de ficción.

De hecho, si uno no conoce un poco del tema, por momentos TE PROMETO… puede dar la impresión de ser un falso documental, de esos que cuentan una historia que no existió (escuchar a un entrevistado francés pronunciar «Tararira» cuando habla de esa película da para ser visto como una broma), pero si bien la construcción cinematográfica juega con esas diferencias entre la realidad y la ficción, lo que se cuenta sucedió en la vida real.

Será mejor que vean el film para saber un poco más de la historia de ambos y, en especial, de lo que pasó con TARARIRA y con su extraño y fascinante director, un particular artista rumano que pasó por la Argentina en una época de ebullición cultural. Más allá de cierto regodeo en el dispositivo «meta», Repetto logra ir hilando en TE PROMETO UNA LARGA AMISTAD esa pequeña gran historia de Victoria, Benjamin, una relación de amistad, de solidaridad y de una película que no fue.