Estrenos: crítica de «Herbaria», de Leandro Listorti

Estrenos: crítica de «Herbaria», de Leandro Listorti

por - cine, Críticas, Estrenos
09 Dic, 2022 08:31 | Sin comentarios

Este documental del realizador de «Los jóvenes muertos» se centra en personas que se dedican al rescate y la conservación de materiales del pasado, tanto en la botánica como en el cine.

Hay profesiones que parecen no tener nada que ver entre sí pero que trabajan a partir de ideas comunes. Los botánicos y las personas que se dedican al estudio de las plantas, su recuperación y su clasificación, hacen hincapié, entre otras cosas, en rescatar especies perdidas y olvidadas. Su trabajo no es tan diferente a los que se dedican a rescatar del olvido la historia del cine, sus materiales perdidos, deformados, destruidos por el tiempo y el mal cuidado. En la Argentina, además, la conexión es aún más directa ya que el principal botánico del país, Cristobal Hicken, fue tío de Pablo Ducrós Hicken, un coleccionista de películas cuyo nombre hoy tiene el Museo de Cine de Buenos Aires.

En ese sentido, Listorti (quien se dedica, entre otras cosas, al rescate de material de archivo cinematográfico) muestra el obsesivo y cuidadoso trabajo de los botánicos a la hora de encontrar, clasificar y proteger esas especies perdidas o en extinción, mostrando la dedicación de los profesionales en el tema que ponen el objetivo en salvar algunas de las muchas especies que han desaparecido para siempre en un planeta que va perdiendo biodiversidad.

En paralelo, vemos un trabajo parecido de parte de las personas que se dedican a recuperar, limpiar y restaurar viejos materiales en celuloide que muestran imágenes en movimiento de un pasado que pronto desaparecerá para siempre, ya que se considera que más del 90 por ciento del cine mudo se ha perdido. La necesidad de rescatar del olvido trazos de la historia, de una y otra manera, es el objetivo de los protagonistas de estas historias.


Si bien tiene algunas informaciones y testimonios, el film de Listorti parte de la observación del trabajo obsesivo y delicado de los profesionales, algo que conecta su película con los films de Jessica Sarah Rinland, que hace similares investigaciones visuales en campos de investigación científica. Quizás menos formalmente radical que los films de la realizadora de THOSE THAT, AT A DISTANCE, RESEMBLE ANOTHER, la película del director de LOS JOVENES MUERTOS no solo ofrece esa conexión como juego ni intenta ser un documental divulgativo en un sentido clásico. Es, casi más que cualquier otra cosa, un homenaje a esos héroes silenciosos que se ocupan de preservar el pasado.