En este documental, la realizadora recorre los barrios que son atravesados por un tren que cruza los suburbios de París para centrarse en las vidas de un heterogéneo grupo de personas que viven en esas áreas.