En este breve película en blanco y negro el realizador coreano narra la relación entre dos jóvenes a partir de tres episodios de sus vidas separados en el tiempo.