Festival de Locarno: “O futebol” y “Te prometo anarquía”

Festival de Locarno: “O futebol” y “Te prometo anarquía”

por - Críticas
16 Ago, 2015 09:51 | Sin comentarios

O FUTEBOL, de Sergio Oksman y Carlos Mugiro. “Acá es el Mundial”, le dice a Sergio su padre, Simâo, tras doblar una esquina paulista y toparse con una calle plagada de banderines y, de fondo, el estadio iluminado en el que se está jugando un partido. Pero ni ellos saben como va porque no tienen radio. […]

onfutebolO FUTEBOL, de Sergio Oksman y Carlos Mugiro.

“Acá es el Mundial”, le dice a Sergio su padre, Simâo, tras doblar una esquina paulista y toparse con una calle plagada de banderines y, de fondo, el estadio iluminado en el que se está jugando un partido. Pero ni ellos saben como va porque no tienen radio. Solo querían “pasar por el Mundial”. Es que Sergio –el codirector– viajó a su país desde España, donde está radicado, a pasar el mes que dura el evento junto a su padre anciano, al que casi no ha visto en 20 años. Simâo es futbolero, sabe todo lo que hay que saber sobre el Palmeiras y recuerda formaciones y partidos de la década del ’50, pero el Mundial lo motiva poco y nada. Sergio le propone ir a ver un partido a la cancha pero él se niega ya que tiene  que trabajar: “El Mundial no me paga las cuentas”, le dice.

A lo largo del mes que cubre la película, cada día que pasa Oksman nos lo presenta con el título de alguno de los partidos que se jugaban ese día, pero nadie parece darles demasiada trascendencia. Simâo ve los partidos de Brasil en algún bar o en otro, pero por lo demás no parece demasiado interesado. A Sergio tampoco: le preocupa más recuperar esa relación con su padre, distante y fría tras muchos años y problemas que no se mencionan del todo pero se dejan entrever. Simâo se divorció de la madre de Sergio y dejó de verlo, y ahora a su hijo le está pasando algo parecido.

o-futebol-locarnoMientras vemos San Pablo desde el auto de Simâo o asistimos a algunas charlas suyas con su hijo, conocidos o con su empleado, O FUTEBOL va haciendo una pintura de esa fractura familiar en paralelo a una muestra de una ciudad que casi no parece afectada por el campeonato. Habrá una mínima mención al 1-7 contra Alemania y a la final con Argentina (sí, la gente festejó el gol alemán), pero para entonces lo importante en la película es otra cosa.

Tampoco se trata de un filme, digamos, “anti-fútbol” en general, en el sentido de funcionar como una crítica a la distracción que eso genera respecto a temas importantes –en un punto, el lazo en común y las memorias de padre e hijo están ligadas a ir a la cancha en los años ’70–, pero sí puede verse como una película molesta, en un punto, con un Mundial hecho de espaldas a un país que está más preocupado en otras cosas.

Finalmente, dentro de lo que tiene para contar la película el fútbol es un tema secundario. Con un cuidado formal notable, y apelando a algún momento ficcionalizado dentro del tono documental que tiene el filme del director de A STORY FOR THE MODLINS (premiada en BAFICI), se trata de una película sobre un padre, su hijo y la enorme cantidad de cosas nunca dichas que existen en ese tipo de relaciones.

————————————————————————————————————————————————————

TE PROMETO ANARQUIA, de Julio Hernández Cordón

anarquia3El director guatemalteco de LAS MARIMBAS DEL INFIERNO, cuya carrera posterior incluyó la experimental HASTA EL SOL TIENE MANCHAS y la más narrativa POLVO vuelve con una película que transcurre en México y que se mete en la situación social y política complicada de ese país de una manera lateral. Por un lado, la película se centra en la relación/historia de amor entre dos jóvenes, Miguel y Johnny, dos skaters de diferentes situaciones económicas pero que son amigos y amantes. Por el otro lado, TE PROMETO ANARQUIA se centra, simplificando, en lo complejo y duro que es vivir en México hoy.

Una de las formas de hacer dinero de la dupla –y de muchos otros sobrevivientes y personas que viven en la calle– es vender sangre por dinero, “ser ordeñados”, como le dicen. Pero ese negocio empieza a ser controlado por los narcos quienes le harán llegar a Miguel “una oferta que no podrá rechazar”. Previsiblemente, la cuestión se vuelve más complicada de lo que parece y ambos tienen que enfrentar las consecuencias de lo que sale mal.

anarquia2En lo que respecta al mundo de los skaters y a la relación entre los protagonistas, la película tiene notables detalles de observación, grandes actuaciones y una firme idea de lo que quiere contar y del mundo en el que se está metiendo, una versión un tanto más sórdida pero igualmente lírica de lo que vimos aquí en filmes sobre ese tema de Raúl Perrone o Mariano Blanco. Pero cuando el asunto, en la segunda mitad, se vuelve más una cuestión socio-política, la película pisa terreno mucho menos firme.

De todos modos, a diferencia de otros filmes mexicanos que han hecho de la violencia narco en su país un tema de explotación cinematográfica, Hernández-Cordón sabe mantenerse, cinematográficamente, fuera de ese sistema de shockear gratuitamente al espectador y mantiene siempre el eje en sus protagonistas, aún a costa de que el relato se resienta.

La película alterna algunos excelentes planos secuencia con otros momentos musicales más “cliperos” que no están a la altura del planteo general, más cerca de un tono “Sundance” de lo que debe ser un filme latinoamericano. En ese sentido, TE PROMETO ANARQUIA es una película curiosa, ya que parece pasar de un gran momento a otro bastante flojo, como si la película no se decidiera del todo por un tema ni por un tono para tratarlo. El resultado es desparejo, pero con muchos momentos valiosos. Especialmente en lo que respecta a la relación entre los dos extraños amantes.