Lo mejor de 2013: cine (estrenos internacionales)

Lo mejor de 2013: cine (estrenos internacionales)

por - Críticas
11 Dic, 2013 09:12 | comentarios

Aquí va un Top 20 de estrenos internacionales que refleja una serie de cosas respecto al cine actual y al estado de la distribución en la Argentina. Por un lado, creo que el cine industrial norteamericano está pasando por un momento relativamente saludable, a juzgar por un par de títulos incluidos acá. Y lo mismo […]

Tabu-PosterAquí va un Top 20 de estrenos internacionales que refleja una serie de cosas respecto al cine actual y al estado de la distribución en la Argentina. Por un lado, creo que el cine industrial norteamericano está pasando por un momento relativamente saludable, a juzgar por un par de títulos incluidos acá. Y lo mismo puedo decir respecto de la pasada temporada de los Oscars: incluyo aquí cuatro títulos que estuvieron entre las nueve nominadas a mejor película (cinco si cuento a ARGO,  que se estrenó en 2012 aquí también). Yendo un poco más lejos, podría decir que el cine de autor estadounidense también pasa por un momento interesante. Además de los nominados, hay otros seis títulos de realizadores que uno podría considerar «independientes» dentro de ese país, más allá de que ocasionalmente hayan ganado premios de la Academia y/o coqueteado con la industria. En resumen: tengo la impresión de que, más allá de los altibajos y problemas de siempre, el cine narrativo norteamericano está atravesando una etapa creativa interesante.

La salud del cine norteamericano (reflejada, de algún modo, en los 15 títulos que provienen de ese país en este Top 20) no quita que parte de la baja representación del cine del resto del mundo aquí está dada por los poquísimos títulos que se estrenan. De 8 títulos «no angloparlantes» que tenía en mi Top 20 el año pasado pasé a solo 5. Y eso habla, lamentablemente, de lo poco que se estrenan películas europeas y latinoamericanas en la Argentina. Han pasado a ser una rareza en una cartelera que parece tener lugar solo para títulos norteamericanos o la andanada de películas argentinas que se estrenan sin demasiada lógica ni sensatez comercial. El espacio para el cine europeo y latinoamericano se limita a los esfuerzos de un par de distribuidoras (una de ellas reflejada con los tres títulos del Top 20) y algunas salas que no están en el circuito comercial, que se encargan de difundir algunos títulos latinoamericanos de los cuales incluyo aquí dos. Poquísimo para una ciudad supuestamente cinéfila.

Sin más preámbulos, entonces, vamos con el Top 20, con extractos de la crítica/reseña/comentario publicado en su momento para cada película y un link a la crítica completa. Como todos los años, están invitados a poner sus propias listas (Top 10, Top 20, Top 100 o Top 1) en los comentarios.


BARBARA  Regie Christian Petzold20. BARBARA, de Cristian Petzold (Alemania) «En lugar de apostar por la identificación más obvia y previsible, casi sin grises, entre los héroes y villanos de la trama, Petzold hace que nunca sepamos demasiado bien qué está sucediendo y qué cartas se esconden en esta trama que involucra a dos médicos (Barbara y Andre) que se conocen en un hospital y que empiezan a relacionarse en un clima en el que reina la sospecha… Una película compleja, ambiciosa y fascinante. Link

19. RITMO PERFECTO, de Jason Moore (EE.UU.) «Irónica pero sin caer en la condescendencia ni la humillación, emotiva sin volverse sensiblera, RITMO PERFECTO saca a la luz lo mejor de cierta comedia americana reciente: la habilidad de combinar gags clásicos de guión (los conocidos “one liners” y remates graciosos) con secuencias de humor más físico y otras puramente cinematográficas»  Link

18. DECLARACION DE VIDA, de Valerie Donzelli (Francia) «Donzelli se apoya en el Truffaut de JULES & JIM, en Jacques Demy, la primera nouvelle vague, y salta de allí a influencias como Christophe Honoré o Arnaud Desplechin para crear una película original, por momentos absurda, muy cinéfila pero nunca tanto como para que nos desentendamos de la suerte de los personajes. Es una historia emocionalmente fuerte y con algunas situaciones difíciles, en la que ese espíritu a prueba de todo que la pareja y el hijo demostraron enfrentando esa batalla está puesto en la estética optimista y hasta juguetona de la película.» Link

bling317. ADORO LA FAMA, de Sofía Coppola (EE.UU.) «La película es liviana como el mundo que retrata pero, a la vez, curiosamente reflexiva. Los planos largos, cierto regodeo en los tiempos estáticos de pura epifanía consumista y algún tour de force visual para filmar uno de los robos son la evidencia de que Coppola filma a los chicos como una hermana mayor –o amiga de la familia—a la que estos adolescentes le caen simpáticos y queribles, aún cuando sus actividades le parecen algo banales.» Link

16. DE JUEVES A DOMINGO, de Dominga Sotomayor (Chile) «Es que, además de ser un filme sobre la descomposición de una familia, este inteligente y sugestivo debut es una mirada comprensiva y compasiva al mundo de su protagonista, que atraviesa el fin de su infancia, de su inocencia, y se enfrenta a una nueva etapa en su vida en la que las seguridades de la niñez desaparecen. Y, con eso, también salen a la luz emociones nuevas que todavía no alcanzan a tener nombre.» Link

15. SPRING BREAKERS, de Harmony Korine (EE.UU.) «El cine de Korine no se reduce a pintar las vidas de adolescentes “fuera del sistema”. Hay otra línea que atraviesa su cine desde el principio y tiene que ver con una serie de planteos estéticos que uno podría ubicar como fuera de los cánones tradicionales: un desinterés por la narrativa convencional y un gusto por un tipo de relato más impresionista; una fascinación por las variadas formas y figuras de la cultura pop, y un permanente planteo de situaciones que van del exceso potencialmente shockeante al absurdo dadaísta. Como sus personajes, Korine quiere construir sus propios códigos, siendo consciente de que ya se han desarmado y rearmado antes, pero haciendo como si siempre fuera la primera vez.»  Link

the-cabin-in-the-woods-214. LA CABAÑA DEL TERROR, de Drew Goddard (EE.UU.) «La impresión que deja LA CABAÑA DEL TERROR es la de ser una película muchísimo más ingeniosa, creativa y radical que lo que propone últimamente el cada vez más codificado género. Y también, de una manera algo más profunda, se convierte en un homenaje al cine, una relectura intelectual no sólo del género sino de todos los géneros, un oscuro ritual que nos dice que hay algo ancestral, eterno, en el hecho de sentarnos a escuchar cuentos y de alimentarnos del sufrimiento ajeno.» Link

13. POST TENEBRAS LUX, de Carlos Reygadas (México) «Entre el surrealismo y el animismo, metiendo su cámara casi dentro de las cosas y dando a entender que una lógica cósmica se precipita sobre ellas de maneras que no logramos entender del todo, POST TENEBRAS LUX es una película pequeña y personal que también quiere abarcar el estado del mundo. De alguna manera, es una película Lado B de la propia obra de Reygadas, y hasta de películas como EL ARBOL DE LA VIDA, de Terrence Malick.» Link

12. DJANGO SIN CADENAS, de Quentin Tarantino (EE.UU.) «Más allá de tomar las referencias ya conocidas por muchos (Sergio Corbucci, Sergio Leone y los westerns americanos más sangrientos y de clase B), de cualquier modo Tarantino hace películas “de Tarantino”, algo que queda claro al minuto de película, con esos diálogos que no pueden ser escritos por ningún otro guionista y que cualquier otro realizador dejaría de lado o cortaría por “disgresivos”. Lo que a mí me sorprendió de la película es lo graciosa que resulta en muchos momentos, especialmente en su más episódica y menos violenta primera mitad…» Link

930353 - Captain Phillips11. CAPITAN PHILLIPS, de Paul Greengrass (EE.UU.) Vi esta película algunas semanas después de su estreno y no escribí sobre ella en su momento, pero fue una gran sorpresa. Le tenía plena confianza a Greengrass, pero me temía que la historia (que se me hacía similar a la ya vista en la reciente (A HIJACKING) no me iba a sorprender ni interesar demasiado. Lejos de eso, esta película contenida en lo dramático pero notable en sus recursos (técnicos y humanos) trasciende su conflicto básico y lo lleva a un terreno, por un lado, puramente cinematográfico y, por otro, político/filosófico. Este enfrentamiento entre mundos y personajes disímiles crece en tensión hasta una impresionante escena final, que se luce más aún por lo pequeña y emocionalmente desgarradora. Brillante».

10. LA NOCHE MÁS OSCURA, de Kathryn Bigelow (EE.UU.) «Tengo la impresión que Bigelow y Boal sutilmente van dando a entender que la búsqueda de Bin Laden ha perdido todo sentido estratégico y es ya una causa más simbólica que otra cosa. Y, siguiendo esa lógica, achacan la “aceptación de la tortura” no sólo a los operativos de la CIA sino a buena parte de los estadounidenses que, en plan revanchista post 11/9, creyeron que todo valía para vengar a sus caídos.»  Link

fast6-39. RAPIDOS Y FURIOSOS 6, de Justin Lin (EE.UU.) «Sólo basta comparar las escenas de acción de RAPIDOS Y FURIOSOS 6 con las de EL HOMBRE DE ACERO. En una hay inteligencia, claridad narrativa en movimiento, y emoción, mientras que en la otra hay poderío, tamaño y confusión. Lin mantiene el tamaño de sus desafíos en una escala más humana y, por eso, más participativa de parte del espectador. Es obvio que perseguir a un avión con unos autos no es del todo común, pero es plausible, humanamente realizable. Y Lin ubica a las piezas del juego de manera tal que se entiende absolutamente todo lo que está pasando en la escena.» Link

8. LINCOLN, de Steven Spielberg (EE.UU.) «Muchos pensarán que Lincoln no es una película del todo spielberguiana en el sentido de que no tiene, ni busca, ser la épica del prócer de la nación ni la gran obra sobre un momento clave de la historia estadounidense, aun cuando de una manera indirecta termine siéndolo. La elección de contar la épica de Abe dejando de lado casi todos los «grandes éxitos» de su vida y centrándose en dos aspectos (la ley y el fin de la guerra) muestra un grado de concentración narrativa impensada en otros momentos para el director de El color púrpura, al menos a la hora de encarar este tipo de películas.»  Link 

hong in-another-country7. EN OTRO PAÍS, de Hong Sang-soo (Corea) «La compleja estructura narrativa y las habituales observaciones sobre las relaciones entre hombres y mujeres, características de todas las películas del director de WOMAN ON THE BEACH y OKI’S MOVIE, están ahí, listas para ser descifradas y disfrutadas. Es que esos juegos entre la realidad y la ficción –o, por decirlo mejor, entre un acercamiento realista y otro más formal- son centrales a la filmografía de Hong. Como esos erráticos zooms que, a la vez, dan casuales, como de “home-movie”, pero también evidencian la presencia de un narrador que lleva al espectador, ostensiblemente, hacia donde se le da la gana.» Link

6. EL LADO LUMINOSO DE LA VIDA, de David O. Russell (EE.UU.) «El lado luminoso de la vida es una historia sobre segundas oportunidades, sobre encuentros inesperados y sobre reconocer las fragilidades y potencialidades propias y de los otros. Esa lucha de todos los personajes por entender su propia locura y la locura de los demás resulta noble, honesta y va de lo gracioso a lo realmente emotivo. No hay nada novedoso en la estructura, pero sí en la forma en la que Russell la encara, desde los márgenes, sin sentimentalismo alguno y mucho menos condescendencia hacia los personajes». Link

5. TITANES DEL PACÍFICO, de Guillermo del Toro (EE.UU.) «Un juguete gigantesco y multinacional que logra, a la vez, ser un homenaje a los clásicos con los que crecimos de chicos (al menos los que tenemos una edad cercana a la de Del Toro) y un entretenimiento mayúsculo para los niños de cualquier generación, Titanes del Pacífico es casi un milagro cinematográfico en esta temporada de entretenimientos multimillonarios sin alma a la vista».  Link

Gravity34. GRAVEDAD, de Alfonso Cuarón (EE.UU.) «Gravedad combina, un poco a la fuerza, dos vertientes formales muy distintas. Cinematográficamente es, por momentos, casi una película experimental, o una atracción de IMAX, y el disfrute en parte está en la experiencia en sí misma, en la capacidad de transportar al espectador, en 3D, a un universo antes sólo imaginado. Esa película, ya por sí misma, es un espectáculo único, que hará caer la mandíbula de admiración a los que crecieron con los mitos del programa espacial, pero también con el cine de Brian De Palma, James Cameron o el propio Orson Welles…» Link

3. ANTES DE LA MEDIANOCHE, de Richard Linklater (EE.UU.) «La película es humana, creíble y empática pero no por eso simplona. Hay un gran trabajo visual y de guión, hay un virtuosismo discreto en la combinación de esos elementos a través de la puesta en escena y de las actuaciones, y sin duda los conflictos de los personajes son reconocibles, pero complejos.»  Link

themaster12. THE MASTER, de Paul Thomas Anderson (EE.UU.) «PTA parece mirar a aquella “weird America” de los archivos folclóricos, de los grandes novelistas que intentaron abordar el lado misterioso e insondable de su país (de Faulkner a Pynchon pasando por la Beat Generation) o de las impresionistas canciones de Bob Dylan (circa “The Basement Tapes”) y lo hace sin tenerle miedo al ridículo. Su ambición puede ser excesiva (da la sensación de estar creando de a poco su versión del Siglo XX norteamericano, su Gran Novela) pero ese riesgo, ese sistema de ensayo y error, es bienvenido. De las muy buenas películas estadounidenses del 2012 es la única que parece, como sus personajes, atreverse a ir más allá de lo permitido, explorar ambigüedades, asomarse a lo desconocido.» Link

escenas - tabu1. TABU, de Miguel Gomes (Portugal) «La película, y particularmente estas partes, me hicieron acordar mucho a HISTORIAS EXTRAORDINARIAS, de Mariano Llinás, en la manera en la que texto e imagen se complementan, en cómo la voz va llevando al espectador a atravesar situaciones cada vez más absurdas y enrarecidas sin perder jamás la honestidad, la sinceridad emocional en el relato. Hay algo en el choque ése que funcionaba bien allí y lo hace también acá: el texto poético pero realista (especialmente en su tono) otorga a los delirantes hechos que se narran una suerte de plataforma sensible, una conexión emotiva, que hace que ninguno de los dos se dispare por su lado del todo. Por más bizarras que puedan ser las situaciones, se sienten como reales y esencialmente tristes y hasta conmovedoras.» Link