Festivales: reseña de «Los conductos», de Camilo Restrepo (Berlinale/San Sebastián)

Festivales: reseña de «Los conductos», de Camilo Restrepo (Berlinale/San Sebastián)

por - cine, Críticas, Festivales
19 Sep, 2020 10:15 | Sin comentarios

Ganadora del premio a la mejor película en la nueva sección Encounters de la Berlinale, la audaz y experimental opera prima del realizador colombiano se presenta en la sección Zabaltegi-Tabakalera de la muestra donostiarra.

Algunas de las críticas que aparecerán a lo largo de mi cobertura del Festival de San Sebastián son textos que en realidad escribí para el catálogo de la Viennale, que empezará el próximo 22 de octubre. Las limitaciones específicas de longitud de ese tipo de textos explican su brevedad. Como la crítica fue escrita, originalmente, en inglés, les dejo la versión en ese idioma abajo. La que está arriba es, extrañamente, la traducción del inglés al castellano.


Formalmente impactante, audaz y libre de restricciones narrativas tradicionales, el primer largometraje de Restrepo funciona como un examen lírico de la historia de violencia de Colombia. Si los temas pueden resultar familiares para el público que ha visto varias películas de ese país, la estructura y las ideas son completamente personales y se relacionan más con el vocabulario del cine experimental latinoamericano que con la mayoría de la producción reciente del continente.

Esta es la historia de Pinky, un criminal, fugitivo de un culto religioso, drogadicto y maquinador violento que vive la realidad de una ciudad (Medellín) y un país en medio del caos. “Los conductos” deconstruye su historia a través de fragmentos, citas, piezas de un rompecabezas que hacen que el público viva la película de adentro hacia afuera, como si estuviera dentro de una pesadilla filmada en 16 mm. Potente, digresiva, cambiante, es también la culminación de algunas de las ideas formales que Restrepo trató en sus cortometrajes anteriores. Esta es una historia de supervivencia, de recuperación, de reconstrucción. Una parábola religiosa sin dioses.




Formally striking, bold and free of traditional narrative constraints, Restrepo’s first feature film exists as a lyrical examination of Colombia’s history of violence. If the themes might be familiar to audiences who’ve seen their share of movies from that country, the structure and ideas are completely personal and they relate more to the vocabulary of the Latin American experimental cinema than to the majority of the recent production from the continent.

This is the story of Pinky, a criminal, a runaway from a religious cult, a drug addict and a violent schemer who experiences the reality of a city (Medellín) and a country in the middle of chaos. “Los conductos” deconstructs his story through fragments, quotes, pieces of a puzzle that make the audience experience the film from inside out, like being inside a nightmare filmed in 16mm. Powerful, digressive, time-shifting, it’s also the culmination of some of the formal ideas Restrepo dealt in his previous short films. This is a story of survival, of recovery, of reconstruction. A religious parable without Gods.


Textos escritos originalmente para el catálogo de la Viennale 2020