El algún momento promisorio cineasta coreano Park Chan-wook (OLD BOY) parece haber entrado, ya definitivamente, en una línea cinematográfica de excesiva estilización y preciocismo, en la cual las historias parecen jugar en un segundo plano dentro de lo que parece un decorado de lujo y perversiones a la mode. Lo viene ya haciendo hace varios filmes […]