San Sebastián 2019: críticas de la sección Perlak

San Sebastián 2019: críticas de la sección Perlak

por - cine, Críticas, Festivales
14 Sep, 2019 10:24 | 1 comentario

Aquí va una decena de críticas de películas que se verán en esta sección del festival, que comienza el 20. Entre ellas, títulos de Robert Eggers, Bong Joon-ho, Celine Sciamma, Pablo Larraín, Oliver Laxe y Ken Loach.

En este primer post de adelanto del Festival de San Sebastián van las críticas de 10 de las 19 películas que se presentarán en la sección Perlak, que trae mucho de lo mejor que se vio en otros grandes festivales a lo largo del año en curso. Muchas de estas películas las vi en Cannes o en Berlín. Aquí abajo pueden leer unas breves críticas de tres de esos films y los links a las de siete otros, más extensas, publicadas previamente en el sitio. Las que vaya viendo luego se agregarán en posts individuales.

PORTRAIT OF A LADY ON FIRE, de Celine Sciamma. Una de las revelaciones del pasado festival de Cannes, la cuarta película de la directora de TOMBOY cuenta una historia de deseo y amor entre dos mujeres a fines del siglo XVIII. Marianna (Noémie Merlant) es una pintora que llega a una isla remota con la misión de retratar a Héloïse (Adele Haenel), una mujer que ha sido obligada a ser parte de un matrimonio arreglado con un hombre de Milán. Pero Héloïse se rehusa a posar y Marianna debe arreglárselas para hacerlo haciéndose pasar por mucama y solo observándola. De a poco empieza a desarrollarse una relación entre ambas mujeres –Héloïse de deja pintar, para empezar– que termina por explotar cuando se quedan solas en el lugar junto a una sirvienta que tiene sus propias dificultades.

Es un drama romántico de una sutileza única, que maneja un exquisito balance entre la discreción, el misterio y el romanticismo más potente en el que los sentimientos y emociones finalmente florecen. Es, claramente, una fuerte crítica contra el patriarcado, contra la sumisión femenina a lo largo de la historia, contra el tabú del aborto y un reflejo claro de las diferencias entre una mirada femenina y una masculina, especialmente a la hora de hacer este tipo de retrato. De todos modos casi nunca se la siente como una película que responde a un programa. Al contrario, la poesía sutil y potente del film fluye con extraordinaria naturalidad. Y las dos actrices elevan el drama romántico aún más. Un film que tiene todo para transfomarse en un clásico y no solo del “cine feminista”.

PARASITE, de Bong Joon-ho

THE LIGHTHOUSE, de Robert Eggers

EMA, de Pablo Larraín. Esta potente e impactante película del realizador chileno de NERUDA se aleja bastante, como es ya su costumbre, del resto de su filmografía, al menos en cuestiones estéticas. Un drama, un musical, una exploración acerca de la vida de una explosiva mujer (la extraordinaria Mariana Di Girolamo), es la historia de la tal Ema, una bailarina de tremenda intensidad, que tiene una tensa relación de pareja con un coreógrafo algo mayor que ella (Gael García Bernal). Ambos comparten una rara tragedia personal: adoptaron un niño que cometió algunos actos violentos y decidieron, simplemente, devolverlo. Y tratan de convivir con los hechos cometidos por el niño y luego por ellos, algo que no hacen de una forma demasiado civilizada.

Ema es una mujer libre, literalmente explosiva, y su potencia física y sexual se manifiesta tanto en el baile (las escenas coreográficas son buenísimas) como en sus andanzas sexuales y hasta en cierto interés que tiene por el fuego. En un film que se mueve más por escenas de impacto que por lo que parece ser una narrativa clara, de a poco vemos a Ema cranear algún tipo de plan cuyos resultados conoceremos luego. En ese sentido, y más allá de las diferencias estéticas y de puesta respecto de sus otros films (rodado en Valparaíso, EMA tiene un trabajo audiovisual y sensorial extraordinario), el tipo de personajes no ha cambiado. Son siempre misteriosos, inasibles, llenos de zonas oscuras y ambiguedades, potencialmene peligrosos y muy pocas veces “queribles” de manera convencional. Pero son cautivantes. A su manera límite, Ema va en camino a convertise en un extraño ícono de un tipo de mujer libre que hace con su vida lo que quiere. Para bien, para mal o para ninguna de las dos cosas.

O QUE ARDE, de Oliver Laxe

THE CLIMB, de Michael Covino

LES MISERABLES, de Ladj Ly. Un drama social con tintes de thriller acerca de la más que tensa y violenta relación entre la policía y los inmigrantes en París a lo largo de un día, la película de Ly es una brutal, más efectista que efectiva, pintura de la realidad social francesa actual. Es una película que se pretende relevante y urgente y que, en pos de esa urgencia, muchas veces termina por ser meramente violenta y oportunista. De todos modos, más allá de los reparos formales e ideológicos que uno pueda tener con la película, su impacto es innegable, especialmente porque por lo general sigue ciertas reglas de thrillers norteamericanos como DIA DE ENTRENAMIENTO, entre otros.

La película toma como protagonistas a tres policías que trabajan en el denso y complicado suburbio parisino de Montfermeil. Stéphane (Damien Bonnard) es el novato que quiere seguir las reglas pero pronto comienza a andar por el barrio con los más veteranos Chris (Alexis Manteti) y Gwada (Djebril Zonga) y no tarda en darse cuenta que las reglas para ellos se borraron hace rato. De a poco la violencia entre las partes empieza a escalar y pronto estamos ante una batalla campal que saca a la luz lo peor de todos, especialmente de los policías, irresponsables generadores del caos. En un momento la película no da respiro y crece hasta una tensión insoportable, pero muchas de las decisiones de Ly (especialmente cuestiones de punto de vista o de violencia gráfica contra niños) son discutibles. Y eso arruina en buena medida los otros logros del film.

SORRY WE MISSED YOU, de Ken Loach

SO LONG, MY SON, de Wang Xiaoshuai

AMAZING GRACE, de Sydney Pollack y Allan Elliott